¿Podemos vivir una vida que no es vida?


¿Te parece bien lo que me está pasando ? – le ha dicho ella .

El no responde , mira en ese momento un niño que bosteza después de tomar su biberón.

Ella insiste y le vuelve a decir , ahora con un tono de voz más alto : ¿No te das cuenta de lo que nos pasa ?

El ha decidido levantarse y ir hacia el baño, lo que le alivia de no escucharla .

¿pero ahora a dónde vas ? ¿No te das cuenta que te estoy preguntando ?

A penas el se ha girado y parece que sus pies ligeros tengan prisa por abandonar la escena .

Ella piensa entonces sobre el valor de la vida en esos momentos . Seguramente se da cuenta que nada vale nada, que las palabras no se oyen, que los gestos nos matan, que la comunicación nos incomunica …por eso , ha decidido lanzarse por la azotea .

Sube al ático y luego vienen las escaleras … tres peldaños , entonces viene la puerta de hierro, no hay nadie en ese momento . Se sienta en la barandilla asomada hacia el vacío. El aire le da en el rostro , se siente bien . Por fin va a darse cuenta de ese valor que tanto busca y se pregunta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s