Sobre los budas de jardín y otros cuentos


Existe una necesidad de encontrar refugio en cualquier parte para que una se salve de si misma. Salvarse significa poder salir a la superficie , a flote , y encontrarse a una misma. Las dimensiones de lo político, social, cultural se dedican a vender estos refugios muchas veces como panaceas y antídotos contra la angustia, el dolor, la pena, la tristeza, la desesperación, la soledad, el miedo , la indiferencia. Cuando se anda perdido todos los senderos y caminos parecen ser posibles para alcanzar la meta . Vivir es un accidente , bonito y bello pero a veces para según quienes cruel e inhóspito , maldito y bastardo. Un cuento contado por un idiota como diria W.Shakespeare.

Hoy los retiros, los yogatea, los hare hare, los budas de jardín, ofrecen estos espacios en espiral como remansos de paz, bienestar, salud. Venden salud física y mental como si se tratara de pastillas y fármacos narcolépticos que le hagan a una dormir o entrar en un sueño profundo para no sentir, no ver, no padecer, no oir, no , no … Los mercados de espiritualidad entran en conflicto con una religiosidad que ha dejado de ser útil y suficiente en este siglo XXI . Un individualismo narcicista , una pasividad o inactividad social frente a los demás que padecen, viven con penuria, llámense coso las etiquetas los clasifican , sirve para que cada vez más estemos tocando fondo con nosotras mismas. Ese capitalismo emocional y terapeútico convierte la sanación en mercancia y fetichismo de una salud deteriorada. La precariedad laboral , la inestabilidad de la vivienda de alquiler , las energias básicas, los alimentos de consumo nos dan advertencias que no resultan suficientes para que el Estado, las instituciones, el poder del mercado reaccione. En el fondo lo que se está haciendo es robarnos las acciones para que se convierten en invisibles y quede justificado esos espacios de conford anodino, insulso, que situa imágenes y esculturas como los budas en peluquerias, en salones de te, en casas rurales,en cualquier sitio para generar las apariencias de la paz en lugar de remover las conciencias por la violencia de los hechos y sucesos que nos ocurren hoy. Si estamos incómodas no busquemos refugiarnos en los bosques salgamos para que nos vean y sientan el descontento de este mundo absurdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s