Ir al cielo


275

El abuelo Lorenzo era joyero. Era el mediano de muchos hermanos que en la Vila de Gracia habian conseguido emprender un negocio. La joyeria en los años 1940 en medio del franquismo no era fácil . EL hambre y la pobreza después de una guerra civil en la Barcelona de la burguesia catalana vivía del extraperlo , de los colaboracionistas del régimen, de las misas y de la inauguración de los pantanos por el caudillo por la gracia de dios.

Mi abuelo abría temprano y en su tienda de la calle mayor de gracia entonces esquina travesera de gracia , detrás tenía su taller. Poco a poco consiguió un negocio próspero. El arte de la joyería requería pulidores, artistas, diseñadores , tallistas, .. por eso sus hermanos le ayudaban. Así fué como uno de sus hermanos perdió la vida un día que llevaba un maletín lleno de joyas . Unos hombres a punta de pistola le apuntaron el que era muy  peleón se negó , en el forcejeo murío del disparo. En la Vanguardia de la época se anunció su muerte entonces y a continuación se hizo una gran manifestación por los grupos anarquistas italianos decía el períodico que se habían afincado en la Barcelona de la policia ,los grises, y de la guardia civil .

Lorenzo prospero mucho hasta el punto de tener un grupo numeroso de empleados a sus órdenes . Pero siempre le perdió su buena fe, su innocencia, su mirar de contentar a los demás. Por eso ayudó a mucha gente en esa época construyéndoles torres en La Floresta, o en Barcelona, dándoles dinero , o fomentando los centros espiritistas que en la VIla de Gracia se promocionavan como el de Amalia Domingo Soler Leal , a quien el hermano de su mujer había acogido en su llegada a Barcelona durante un tiempo . Un hombre que trabajaba con la homeopatia y los remedios caseros en aquella época.

Pero mi abuelo que tuvo dos hijos decidió poner el negocio por delante de todo y su mujer , mi abuela , no lo pasó muy bien. En aquel tiempo tener queridas, amantes , y relaciones extramatrimoniales no criminalizaba al hombre más bien a la mujer que vivía para contentar al marido. Por eso llegó a tener incluso un hijo ilegítimo a quien abandonó pagando una suma importante a la mujer para que se olvidara y marchara de allí . EL carácter de mi abuelo era vital , con una enorme energía , de ir a pasear por las ramblas y darse el gusto de comer un plato de ostras con una botella de champan francès . Y así le fué la vida cuando el negocio le empezó a ir mal . Los acreedores se le tiraron encima , los trabajadores en estas horas bajas muchos de ellos le robaron , y acabó perdiendolo absolutamente todo. Al cabo de poco le vino un alzheimer , sus piernas dejaron de funcionar , sus ojos se entristecieron para siempre .

Su hija nunca superó su muerte y su caída como hija de papa y mi abuela y mi tio se refugiaron en el espiritismo de Alan Kardec y de Amalia Domingo Soler Leal . Leían sus libros como “las memorias del padre german” o “un ramito de violetas” o “las virtudes celestiales” .

El recuerdo de mi abuelo cuando yo apenas tenia 7 años fué corto y breve. Un día se fué al cielo . Nada más. Con sus secretos, sus joyas, su vida , y no quedo nada más que sus  herramientas de joyeria conservadas hasta el día de hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s