ausentarse .


Fotografía tomada por la policía del cadáver de Robert Walser tumbado en la nieve el 25 de diciembre de 1956En el camino se había encontrado con unas pisadas. El frío invierno le congelaba el cuerpo. A penas podía andar. La tormenta había levantado una ventisca . Su ropa ahora cubierta de blanco no le ayudaba para no titiritar . Temblaba.  Había calado en lo más hondo los días que llevaba caminando. Salió de madrugada en una fecha y ahora se encontraba perdido , como si no le sostuviera absolutamente nada . La poca mochila que cogió sólo le servia para parar el viento. 

Llevaba horas caminando . No comía hacia dos días . La poca agua que llevaba la racionaba hasta el final. Entonces se encontró con la única idea que le había llevado a huir y escapar . Era una idea que desde hacia algunos años le obsesionaba . No le dejaba sentirse en paz consigo mismo. A pesar de todos sus esfuerzos por encontrar el camino en aquel instante se encontraba más perdido que nunca, más lejano de todas y todos , más indiferente a lo que había sido . Con las pocas fuerzas supo entonces que esa idea era la única que quiso a lo largo de todos estos años : ausentarse para siempre . 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s